II Campaña de recogida de alimentos y ropa en apoyo a los refugiados


 20 de febrero – 5 de marzo de 2017

Recaudado 7500 euros + 9 pallets con alimentos, estufas,  ropa, material sanitario de higiene y escolar.

Aparte de la gran experiencia que ha supuesto volver a Grecia y apoyar a los refugiados que allí se encuentran, repartir nueve pallets con ropa y alimentos, y gastar unos 3500 euros para cubrir necesidades en squats y campos.

Lo mejor sin duda ha sido el componente humano que ha rodeado todo este proyecto, participando con sus aportaciones, asistiendo a las charlas, dándole difusión o echando una mano aquí en España o en Grecia.
Lo que más me alegra es haber pasado el testigo a otras personas, que ahora son interlocutores directos de lo que allí ocurre y que ahora como yo no pueden mirar a otro lado. Esta experiencia sin duda, nos ha cambiado la vida y nos ha hecho ver las cosas desde otra perspectiva mas amplia, con un pensamiento mas critico y mas solidario.
Espero que la cosa no quede solo aquí y que cada uno busque su camino para hacer este mundo un poco mejor. Dona sangre, ayuda a los pobres, a los ancianos, a los enfermos, a los refugiados o a los animales abandonados. Ayúdales y serás la persona más rica del mundo porque conseguirás lo único que nadie puede comprar: el amor de las personas.
Porque lo más importante de nuestra vida es que haya merecido la pena vivirla.

Campo de refugiados de Oinifyta

Ocho personas me acompañaron esta vez a Grecia, a llevar y entregar personalmente, (sin Ongs de por medio) ropa, alimentos, juguetes, material escolar,  sanitario, de higiene… a diferentes puntos donde se encuentran refugiados en unas condiciones pésimas. Principalmente a la gente que se ve obligada a vivir en los squats, edificios abandonados donde malviven refugiados. En total nueve pallets, que se enviaron via terrestre en camión hasta Atenas. Allí nos desplazamos en avión y recogimos todo con furgonetas alquiladas  para distribuirlo de forma directa y personal.

También ayudamos en el proyecto de mi amiga Kerry, británica, que vive desde mas de un año en Atenas y se desvive por los mas desfavorecidos, esta vez  montando un comedor social “Hope Cafe” para los que viven en la calle.

Entregando material en un Squat en Atenas

Y por último, me entrevistarme con diferentes autoridades y ONGs para poner en marcha un proyecto iniciado por la Plataforma Activista Social, la cual está luchando por la realización del proyecto “Niños en Paz”, consistente en la acogida legal y temporal de 20 menores no acompañados, y por lo tanto en riesgo vital y de caer en manos de mafias que trafican dedicadas a la prostitución, esclavismo y tráfico de órganos.

Con Kerry en Atenas, Grecia

En el campo de refugiados de Elliniko, Atenas.

Campo de refugiados de Elliniko

Campo de refugiados de Eliftsina

Piñata en el campo de refugiados de Termopilas

Testimonio de Victor, uno de los voluntarios que me acompaño a Grecia:

No suelo escribir, pero la ocasión lo merece. Volvemos un grupo de amigos, de una experiencia de vida que nos gustaría compartir y dar a conocer. Hemos estado en Atenas, Grecia, lugar de miles de refugiados sirios, afganos, libios, iraníes, iraquíes… Donde, tras una recogida, en España, de ropa, comida, materiales de higiene y limpieza, material escolar, juguetes… y dinero, hemos ido a repartir y tratar de cubrir las necesidades mas inmediatas (materiales) que podíamos hacer frente. Ha sido una Montaña rusa de emociones! Hemos vivido situaciones de mucha tensión, impotencia, rabia, alegría, cariño, humanidad… acompañadas todas, de una dosis de aprendizaje descomunal. Hemos visitados campos de refugiados, zonas de tiendas de campaña infestadas de seres humanos en condiciones deplorables, dirigidos en su mayoría por el ejército o el gobierno, donde están cubiertas las necesidades básicas, con unos trapos y un catering que ni está bueno estando muerto de hambre… algunos dan clases a los niños, hay actividades y ciertas gongs no están para aparentar, pero otros… son “establos” donde se les echa comida para que aquello no se desmadre, y tienen su “pastor” mafioso para que no se descarrilen. Callaítos, que al menos tenéis comida. Hemos visitado squats, que son edificios abandonados que dejan que ocupen los refugiados, dices… bueno, menos mal, al menos… pero cuando entiendes que es para que dejen de estar en las calles tirados, donde la única opción es delinquir y hacer más visibles para sus ciudadanos un problema que tienen ya, dices… ah! Un parche. Algunos lo controlan mafias con las que hemos tenido problemas, otros son anárquicos y caóticos, y los menos, están organizados y empiezan a auto gestionarse, adolescentes refugiados nos transmitían que estaban felices de poder estar ahí (subidón en la montaña).Un común denominador, ha sido la presencia de voluntarios, hemos conocido algunos de Austria, Inglaterra… pero en todos los sitios donde había, SIEMPRE aparecía alguien de ESPAÑA!! Y por fin he entendido lo que es, para mí, el significado de la MARCA ESPAÑA. Creemos conciencia, ninguna guerra, ni ningún ejército, defiende la Paz!

Enlace a folleto informativo –  La crisis de los refugiados.pdf

Estas son las necesidades mas habituales que encontré durante mi visita en los diferentes campos y squats en Grecia el pasado año:

  • Sacos de dormir
  • Ropa de bebe
  • Zapatos
  • Calentadores de gas y camping gas.
  • Leche de bebe (Formula 1, 2 y 3 y cereales)
  • Arroz, lentejas, tahini o coscous (mucho mas barato en España)
  • Aceite de oliva (lo usan para cocinar y para los cuidados de los bebes)
  • Portátil y proyector (para poner películas a los mas pequeños)
  • Latas de atún, sardinas, tomate,…
  • Material sanitario (loción para piojos, alcohol, tratamiento para la sarna permitrina 5%,…)
  • Material escolar (bolígrafos, lápices, libros para colorear,…)
  • Material de aseo (cepillos y pasta de dientes, champú, toallitas húmedas,…)
  • Telefonos moviles que no queráis con posibilidad de conexión a internet/wifi para que puedan comunicarse con sus familias.
  • Mochilas (para poder desplazarse a otros campos o ir a las entrevistas)
  • Agujas de punto y lana

20 minutos – Artículo de prensa del primer proyecto

La Opinión – Artículo de prensa del primer proyecto

Me gustaría decir que Grecia cuenta con unos campos de refugiados bien equipados y que responden a los estándares de acogida. Pero por desgracia, me he encontrado con numerosas irregularidades y carencias en los campos de refugiados que me asombraron e indignaron.
– Campos sin agua caliente, sin lavadoras, con duchas y baños en unas condiciones lamentables, alejados de las poblaciones mas cercanas, como si fueran apestados. Mas parecidos a campos de confinamiento que a campos de refugiados. Existe una clara intención de mantener esta situación oculta a la población y medios de comunicación.
– Tiendas de lona, en las que sufren las inclemencias del tiempo, mucho frio o mucho calor según la estación. Desde España tuve que mandar dinero para que una familia pudiese poner una estufa de gas en su tienda.
– Responsables griegos haciendo negocio en los campos, manteniendo varias familitas metidas en una misma habitación, cuando hay otras vacías, con el fin de me-ter mas familias y aumentar el censo del campo y por ende el beneficio procedente de las ayudas económicas destinadas al campo.
– Niños con dientes que necesitaban urgentemente tratamiento. Intenté ayudar a una niña que mitigaba el dolor de una muela con analgésicos, pero fue imposible ayudarla por la nula colaboración del personal griego a cargo del campo.
– Mafias haciendo dinero a manos llenas a costa de las desgracia de estas personas, proporcionándoles la forma de salir de los campos y cruzar a otros países de forma ilegal. (Según Frontex, el tráfico de personas se ha convertido en el negocio mas rentable para las mafias, con ganancias millonarias que superan con creces el dinero obtenido por la venta de armas y drogas).

No veo que a nadie le interese realmente el futuro de estas personas. Para reducir el estrés pintan, cantan, juegan a las cartas, leen,… se mantienen ocupados para mantener la esperanza. Los voluntarios van a los campos, los ven ocupados de realizan-do esas actividades y piensan: “son felices”, pero lo que realmente hacen es luchar contra la desesperación y el pesimismo.
Muchos de los refugiados que he conocido son trabajadores profesionales, ingenieros, profesores, diseñadores, taxistas, cocineros,… muchos con vidas iguales a las nuestras. Vidas que han dejado atrás de forzados por una guerra que nunca acaba y ahorros invertidos en pagar a las mafias para poder llegar a Europa.

“ Me niego a creer en la inmigración como una amenaza, como potencia invasora, como peligro sobre la identidad de las sociedades de acogida, creencias basadas en el prejuicio, el temor y la ignorancia. Asentadas en imágenes de impactante violencia, rumores, agresiones y discursos tramposos. La gente tiene demasiadas opiniones, convicciones, percepciones no basados en un saber racional y demostrable”.

Sin embargo, muchas personas rechazamos caer en estas actitudes y practicamos la solidaridad. Pero la solidaridad no esta bien visto en nuestra sociedad actual. ¡Bastantes problemas tenemos como para preocuparte por el prójimo! ¡Qué se las arreglen ellos mismos, algo habrán hecho para estar así!

Europa ha fracasado gestionando esta crisis humanitaria. Ha criminalizado a los refugiados, hasta el punto de que apenas puedo explicar a la gente sobre lo que ocurre allí, sin tener que enfrentarme a gestos de indiferencia y comentarios xenófobos y racistas.

No es posible abrir las fronteras frente a la demanda, pero la gestión policiaca actual tampoco es adecuada para enfrentar ese desafío porque se limita a actuar sobre los efectos y no sobre las causas..

Como persona civilizada y solidaria nunca abandonaré mis valores basados en la tolerancia, el amor y la compasión y por ello doy testimonio de esta gran injusticia y pongo mi granito de arena para contribuir a que este mundo sea un poquito mejor.

Only 1 comment left Go To Comment

  1. Carmen Ortiz /

    Hola Gilberto,
    Mi nombre es Carmen. Enhorabuena por tu proyecto y tu iniciativa y ayuda a los que tanto necesitan. Estoy recopilando ropa de diversos amigos y mía propia, quería contribuir con tu campaña aportando ropa de invierno y tengo unas tres cajas grandes casi listas. Ahora veo en tu blog que ya no podéis llevar más cosas….qué lástima, no sabes la ilusión que había puesto….por eso te pregunto si conoces alguna otra organización o proyecto que haga envíos para los refugiados, para enviar allí las cajas. Vivo en Sevilla.

    Gracias y mucha fuerza con tu labor.
    Un abrazo,
    Carmen
    616913423

Leave a Reply